Lalín: A Casa do Patrón

El fin de semana en Lalín me deparó un sin fin de sorpresas que no me esperaba para nada y a Casa do Patrón fue una de ellas. Sabía que en ese lugar me iba a encontrar un museo etnográfico pero no me esperaba tal cantidad de recursos y que detrás de eso estuviesen las ganas de un gallego y de su familia por ir recopilando todas estas piezas, montar los distintos escenarios y ponerlo a nuestra disposición para que también podamos disfrutar de su colección.

Casa do Patrón

A Casa do Patrón se encuentra en el lugar de Codeseda en la parroquia de Doade, en un entorno natural fantástico donde se pueden hacer distintas rutas de senderismo. Es un museo con 2.000m2 de exposición repartidos en 3 casas del pueblo que está perfectamente rehabilitado. La colección está repartida en 13 salas distintas, con diferentes temáticas y en ellas nos encontraremos más de 4.500 piezas recogidas por toda Galicia.

Casa do Patrón

Entre las salas que más me llamaron la atención están la taberna, localizada en el bajo de una de las casas, perfectamente colocada, con las fichas de dominó dispuestas para que comience la partida, y con tantas piezas que yo misma vi de pequeña en los bares de mi pueblo.

Casa do Patrón

La escuela también me encantó, no le faltaba detalle, y dentro podemos encontrar expuestas varias escuelas en una sola sala y encontrar las diferencias de estos recintos en los distintos regímenes políticos vividos.

Casa do Patrón

A Casa do Patrón realiza distintas actividades poniendo en funcionamiento algunos de sus objetos en distintas fechas del año, para que veamos como se realizaban tradicionalmente a sega do cereal, a malla, o fiado do liño o el magosto. En estas actividades los visitantes pasan de ser meros espectadores a protagonistas de prácticas que se han perdido ya en nuestro país.

Casa do Patrón

También realizan talleres para grupos a lo largo de todo el año, enseñando a elaborar pan en su maravilloso horno de leña, queso, talleres de cestería, etc.

Casa do Patrón

Y para completar su oferta disponen de un restaurante donde elaboran el tradicional cocido gallego, platos preparados en su horno de leña, deliciosas empanadas, y postres caseros. Nosotros pudimos probar esas empanadas preparadas con la masa hecha por ellos y cocinadas en horno de leña y estaban increíbles. La comida en el restaurante es siempre con reserva previa.

Casa do Patrón

Yo creo que merece realmente la pena pasar un buen rato en este maravilloso museo, realizar alguna de las actividades que nos proponen y disfrutar de su comida casera, sorprenderá tanto a mayores como a pequeños. Yo espero volver muy pronto para compartir este gran patrimonio etnográfico con mi gente. Creo que tenemos que agradecerle a esta familia el haber recuperado tantas piezas de nuestra historia, tantos recuerdos para mucha gente y ofrecérnoslo a través de este museo tan especial.

Enlaces de interés:

Casa do Patrón

Restaurante Casa do Patrón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *