La Pesquería del Tambre

Este puente del  1 de Mayo tuve  la oportunidad de disfrutar y conocer un paraíso muy cerca de mi casa. Se trata de “La pesquería del Tambre” un hotel de naturaleza en Noia (A Coruña). http://www.pesqueriadeltambre.com/

Es increíble la paz y tranquilidad que se disfruta en este hotel, desde que llegas hasta que te vas, tu vida cambia radicalmente, se acaba totalmente el estrés, todo ayuda, sus preciosos paisajes, ese silencio de la naturaleza que lo rodea, el buen trato de su gente…

El inicio de la pesquería data del siglo XIII en la “Casa de los frailes”, en 1924, Antonio Palacios diseñó la Central Hidroeléctrica del Tambre. En el año 2003 empezó la rehabilitación de los demás edificios para convertirlos en La Pesquería del tambre.

Al lado del edificio de Antonio Palacios se encuentra “La Residencia”, un edificio donde antiguamente se hospedaban los trabajadores de la Central Hidroeléctrica, y donde ahora se encuentra la recepción, el salón “las camelias” y el Restaurante “La Central”, un lugar decorado con muchísimo gusto por Pilar, donde sirven un delicioso desayuno, y donde se puede comer y cenar. Nosotros cenamos las dos noches allí ya que es muy cómodo no salir de la pesquería y sus tostas y tablas de embutido, sin olvidarnos de los postres, están deliciosos.

Muy cerquita, en el merendero “La Carballeira” se encuentra la “Casa de los Frailes” que está acondicionada para la celebración de eventos.

Detrás de “La Residencia” nos encontramos el primer edificio con habitaciones, y donde nos alojamos, “La Casa del Jefe” era la casa donde vivía el ingeniero de la central, y su familia. Tiene 5 habitaciones, una sala común y está pegadita a la piscina y el solárium.

Saliendo de los edificios centrales, subiendo por la carretera, se encuentran las otras 3 casas, un poco aisladas, pero aun así muy bien preparadas y en un entorno muy tranquilo y natural. Se trata de la “Camara de Carga” que tiene dos habitaciones y es el antiguo edificio donde vivía el encargado de la compuerta del agua y la guardia civil que vigilaba el complejo. La “Casa de los maestros” con 6 habitaciones y donde vivía la maestra. Y la antigua escuela“Escuela de Cornoas” con tres habitaciones.

Alrededor del hotel hay distintas rutas de senderismo y existe la posibilidad de hacer deportes como la pesca.

El entorno de La Pesquería del Tambre es espectacular, invita a conectar con el entorno, a relajarse y disfrutar de la naturaleza. Apenas teníamos cobertura en el móvil, y la verdad es que lo agradecí porque eso hizo mucho mas fácil desconectar de todo y volver como nueva, eso si, con muchísimas ganas de volver, espero poder disfrutar de nuevo de La Pesquería muy pronto.

 Muchas gracias a Ricardo y a Pilar por hacer tan agradable nuestra estancia, ha sido un placer conoceros.

2 Comments

  • Caray es increíble las maravillas que tenemos tan cerca sin conocerlas!!!! me ha encantado, la verdad que las fotos invitan a irse para allí ahora mismito, con esas tostas de jamón se me ha hecho la boca agua jejejejejejjeje
    La verdad que me encantaría ir, me enccantan estos sitios donde solo se respira paz y naturaleza, es genial desconectar de vez en cuando…tomo buena nota de esto!!
    Me alegro que lo pasaras tan bien y te relajaras, así has vuelto con las pilas cargadas :)

  • Anonymous dice:

    yo vivo cerca de ese paisaje,es encantador,no sabemos lo que tenemos en Galicia.Muy bonita la historia de María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *